Betislibre.comBetis libre: web de opinión institucional sobre el Real Betis

El proceso contra loperaEl proceso contra Lopera

documentos y exclusivasDocumentos y Exclusivas

opinión y denunciasOpinión y Denuncias

Opinión: 

Nocturnidad, alevosía e ironía.

El acuerdo firmado esta madrugada supone el fin de Lopera en el Real Betis, espero que para siempre. Finalmente, “las cosas de dinero” se han resuelto con dinero, pero sólo hay un beneficiado económico en esta operación: el Señor Ruíz de Lopera.

Se lleva unos cuantos millones de euros por la venta de unas acciones que, salvo que la justicia se pronuncie en sentido contrario, fueron compradas con el dinero que pusimos los béticos. Lopera, pues, nos vende unas acciones que compró con nuestro dinero. No parece muy lógico que se le compre una mercancía cuya titularidad siempre hemos discutido.

Sin embargo, lo que realmente compra el Real Betis con esta firma es tranquilidad. La lotería judicial podría haber condenado al acusado o podría haberlo absuelto, en cuyo caso volveríamos a padecerle como máximo responsable del club. No volver a verle por la planta noble cuesta 8 millones de euros y 6 más para Lopera B, más conocido como Oliver; parece barato, aunque la duda fundamental es la siguiente:

¿Podrá Lopera comprar acciones? Puede parecer descabellado, pero el Sr. Ruíz es un bético más y, salvo que haya renunciado expresamente a ello en la  notaría (ya parece difícil renunciar a un derecho fundamental), podría acudir como cualquiera de nosotros a la compra de las acciones, cosa que tendría su gracia, ya  que volvería a hacer lo mismo que hizo en el 92: comprar acciones del Real Betis con dinero del Real Betis. Ironías del destino. Tendremos que ponernos las pilas los accionistas para evitar que este personaje indeseable pueda volver a tener peso accionarial por pequeño que sea.

Otra contradicción es haber metido a Bitton en este acuerdo y regarlo de millones. ¿No decíamos que la venta era un paripé? ¿No quedamos en que estos eran hombres de paja y tontos útiles que no pintaban gran cosa? ¿A qué viene entonces pagar y tener al hijo de Oliver como consejero?

Con la LJB deseando cerrar el proceso, PNB y su presidente traidor entregado a cualquier causa que vaya contra el deseo de quienes fundaron la asociación y Bitton aprovechando la ocasión para llevarse un pellizco, la única postura sensata en todo este proceso ha sido la de BxV: a Lopera, ni un céntimo y que decida la justicia.

Ya no podremos saber qué habría pasado si hubiéramos aguantado el tirón y esperado a la justicia. La única realidad es que, al fin, el Loperato ha pasado a la historia 25 años después. Démoslo por bueno y pasemos página.

¡Viva el Betis libre!

Por Penibético