…y sólo obedece a intereses empresariales o comerciales, pasa lo siguiente:

 

Artículo publicado en el día de hoy en el diario AS:

No queda duda de que el Betis-Elche de hoy es un partido absolutamente trascendental, una final cuyo resultado pesará en el tramo decisivo de la Liga Adelante: sobre todo, si el Elche gana y se sube al penúltimo tren del ascenso. Hagamos un análisis pormenorizado y minucioso: caso a caso.


Primer supuesto: el Betis gana. Esto hablaría maravillas del trabajo de recuperación moral de Víctor Fernández tras la lesión de Sergio García. El triunfo bético barrería las aspiraciones del Elche: casi de raíz. Y, si fuera por tres o más goles (barrera del cociente particular), sería un cañonazo verdiblanco. En todo caso, siempre se puede seguir pidiendo la imputación de Lopera.
 

Segundo supuesto: empate. Depende: ¿un empate épico o un puntito más bien triste? Lo que fuese, serviría de bastante poco tanto a Betis como a Elche. En todo caso, siempre se puede seguir pidiendo la imputación de Lopera.

Y tercer supuesto: gana el Elche. Palo al Betis, que casi diría adiós a la pelea real por un ascenso al que el Elche ya aspiraría de lleno. Por supuesto,
y en todo caso, siempre se puede seguir pidiendo la imputación de Lopera. “Sin duda, La II República perdió la Guerra Civil por sus divisiones internas” (Profesor emérito Stanley G. Payne). Digo yo…

 

Artículo publicado el 9 de Abril de 2000 en el Diario El Mundo

Ruiz de Lopera suele definir Tegasa -«Técnica y Garantía del Deporte S. A.»- con la expresión «todo se queda en casa». ¿En qué casa…?
La inmensa mayoría de la afición del Betis desconoce -porque quiere y porque hasta ahora iba ganando- el funcionamiento del club desde que pasó a poder material del Manuel Ruiz de Lopera y Avalo. Convendrá, pues, revelar o aclarar cosas, pero quede claro que esto lo sabía mucha gente en Sevilla, antes de que la Agencia Tributaria se decidiese a bucear en el Betis.
En efecto, el Real Betis Balompié ha cedido a Tegasa todos sus derechos sobre explotación del club, su imagen y sus instalaciones. Es grave que eso haya ocurrido en el caso del Estadio Benito Villamarín (hoy Manuel Ruiz de Lopera), ya que está expresamente prohibido por la escritura de compraventa de dicho inmueble al Ayuntamiento de Sevilla: más grave aún es que el Ayuntamiento lo tolere sin inmutarse. Eventualmente, en el caso del estadio esa cesión a Tegasa o a quien sea tiene el límite de un demoledor principio jurídico: «el vuelo cede al suelo».
Hay jugadores del Betis que -con la que está cayendo…- han confirmado retrasos en los pagos de sus contratos de imagen, contratos que paga Tegasa. Esos jugadores alquilan sus servicios al Betis a través de Tegasa, que fiscaliza todos sus pasos. ¿Es del Betis la plantilla del Betis?
Tegasa se compone de cuatro sociedades: Familia Ruiz Avalo S.A., Farusa, (que posee el 52% de las acciones del Betis), Frigimueble, Inmobiliaria Centro Colón Sevillano S. A. y Rulosa: «Ruiz de Lopera S. A.». Hay otras cosas -¿cómo se cerró la compra del capital social del Betis?- que muchos saben y callan, toda una conspiración del silencio rota por la Agencia Tributaria. Así las cosas, ¿qué tiene el Betis, qué le queda? Le quedan Tegasa y Lopera, pero lo que nadie sabe ahora es si al Betis le queda futuro.

 

 

La noche y el día. Y la misma firma…exacto, Alejandro Delmás. Con las vergüenzas al aire, ya que debe ser el único que ha evolucionado hacia el loperismo aun con la cantidad de información disponible que hay hoy  en día sobre su presuntamente delictiva labor al frente del Real Betis.

 

Si el Sr. Delmás puede verter esas insidias sobre la oposición y ridiculizar la labor que esta viene realizando, supongo que, por un principio básico de reciprocidad, podemos pensar que hay algo más detrás de esta lamentable forma de tomar el pelo a la gente. O de pretenderlo.