No nos callarán

Fuimos incómodos para el poder establecido durante la época de Lopera y lo seremos también en esta, donde campan a sus anchas el nepotismo, los encargos a amigotes, la desastrosa planificación deportiva, el indecente trato a la historia y los despropósitos en casi todos los ámbitos.

También seremos incómodos en la época que suceda a la actual; lo seremos siempre para los déspotas y los que pretenden jugar con los sentimientos, las ilusiones, el patrimonio y el futuro de los béticos.

Un miembro del staff de esta web, que reside muy cerca del estadio, ha sufrido pintadas en su domicilio en las que se le cita por su nombre y apellidos, número de su piso y se le llama “Perro”. Sabemos quién está detrás de esto; son los mismos personajes que repartían certificados de buenos béticos en la época en la que sólo un puñado dimos la cara en la puerta de las oficinas del Real Betis y fuimos capaces de iniciar el sueño de la liberación de nuestro club de las garras de quien hoy espera el juicio que, presumiblemente, le alejará para siempre de la caja.

Seguiremos sacando a la luz documentos e informaciones que consideremos de interés para los béticos y que desenmascaren a los que se ocultan tras un “Betis libre” para justificar el continuo pisoteo a nuestros anhelos de un Betis para los béticos y de los béticos.

Podrán llenarnos de pintadas nuestras casas, podrán acusarnos de destructores o radicales, podrán esparcir la semilla del odio hacia quienes creemos en una forma diferente de hacer las cosas, pero nunca, bajo ningún concepto, en ninguna circunstancia, van a conseguir que nos callemos.

El staff de Betislibre.com

Coméntalo en el foro (requiere registro)