Lopera saliendo del juzgado

El Juzgado Mercantil número 1 de Sevilla ha estimado la solicitud de medidas cautelares efectuada por los 17 accionistas béticos que discuten a Farusa la propiedad del 31,38% de las acciones del Betis por presuntas irregularidades en el proceso de adquisición de las mismas en 1992, según ha podido saberalfinaldelapalmera.com.

Este hecho no solapa la intervención actual del 51,34% que está personalizado en José Antonio Bosch, sino que supone una especie de“administración suplente” para 30.869 de estas acciones, en el caso de que la tarea de Bosch, encomendada por el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, tenga que finalizar. Con ello, si se retirara la administración judicial de Alaya, Farusa sólo controlaría el 19 por ciento del accionariado.

Asimismo, en el mismo escrito se dicta una caución del 10% del importe nominal de las acciones, en torno a los 221.000 euros, una cifra muy lejana de los 20 millones que pidió la defensa de Lopera. Esta resolución, firmada por la juez María Dolores Cuesta, supone un triunfo para el grupo de béticos que ha iniciado esta causa.

Fuente: Al final de la Palmera

Coméntalo en el foro (requiere registro)