Mel

En el Betis existen precedentes que se remontan en primer lugar a la Temporada 42-43, en Primera División. El equipo, tras perder los tres primeros partidos de Liga, conoció la primera victoria tras vencer por 3-1 al Real Madrid en Heliópolis, saliendo de los puestos de descenso (13º y 14º). Pero la realidad fue bien distinta, porque con el mismo entrenador, Baragaño, se perdieron 9 partidos y se empataron 3. Para el principio de la Segunda Vuelta, Gómez Vicente, brillante campeón de Liga de 1935 fue el nuevo entrenador-jugador; debutó con triunfo ante los leones (3-1), una victoria que sería la segunda y última de aquella Temporada, igualándose los números de su antecesor, con 9 derrotas y otras tres empates. Por lo tanto, en aquella 42-43 el Betis marcó hasta entonces su primer récord consecutivo sin ganar: 12 jornadas. Ambos entrenadores igualaron hasta el momento lo que lleva Mel: 13 partidos, aunque, eso sí, el madrileño goza de sus primeras 4 victorias.   

En la 64-65, el flamante ganador del Carranza se las vio y deseó para mantener la Categoría, básicamente debido a otra pésima racha de partidos sin conseguir la victoria: 12. En este tiempo, el entrenador Louis Hon conoció 7 partidos (jornadas 13ª hasta 22ª, con 2 empates y 5 derrotas), Rosendo Hernández duró los dos siguientes partidos (1-6 en el Bernabéu y 0-1 ante el Córdoba), mientras que su sucesor, el malogrado Andrés Aranda, pudo ver la derrota por 3-0 en Elche. La llegada de Ernesto Pons sí fue más fructífera, consiguiéndose salvar la categoría pese al empate y las dos derrotas durante sus primeros encuentros. Pero nadie como Mel había llegado a los 9 partidos seguidos, eso sí, con 1 empate y 8 derrotas.

Con Ferenc Szusza, la 72-73 comenzó la primera de las tres rachas de 9 partidos seguidos sin ganar: 5 derrotas (incluidas las 4 primeras jornadas) y 4 empates. En aquella triste vogágine sólo se marcaron 2 goles (uno menos que en la actual racha). Sin embargo, aunque el técnico magiar fue mantenido toda la Temporada, el equipo descendió a Segunda División. Mel conoce la racha de Szusza, pero con más derrotas que el húngaro y menos puntos en una liga de 3 por partido ganado.

Otra Temporada maldita, la que obstenta los récords sin ganar de manera seguida, fue la 88-89. Nada menos que 12 partidos uno tras otro se sucedieron, desde la 9ª Jornada hasta la 21ª inclusive. En esas 12 semanas hubo hasta tres técnicos: Eusebio Ríos (jornadas 8ª-13ª), Pedro Buenaventura (14ª-15ª) y Cayetano Ré (16ª-38ª), que está a una derrota de igualar Mel: 10, pero a quien el madrileño porcentualmente los ha superado (8 perdidos de 9 jugados). El equipo, perdió la categoría al enfrentarse con el Tenerife en la Promoción.

Para la 90-91 -la Temporada que en líneas generales quizá tal vez recoja los peores guarismos del Real Betis en Primera División-, desde la jornada 30ª hasta la 38ª y última, los béticos no consiguieron ni una victoria, puesto que se perdieron 4 partidos y se empataron 5. En esa racha el entrenador fue Esnaola, quien sustituyó a José Luis Romero, que estuvo desde la 8ª hasta la 25ª, ganándose en ellas sólo 3 partidos, empatando 6 y perdiendo 8. El equipo, por supuesto, bajó de categoría.

En el descenso de la 99-00, fueron 11 las jornadas seguidas sin ganar. desde la 25ª hasta la 35ª inclusive. Guus Hiddink debutó en la 23ª y fue cesado en la repetida 35ª. Con el holandés sólo se ganó 1 encuentro, se empataron 6 y se perdieron otros 6, el Betis marcó 8 goles y encajó 19; estos últimos, los mismos que le han marcado al Betis en esta Liga. Los números de Hiddink nunca debieron ser permitidos en aquel Betis de “donmanué”.

Bien es sabido lo mal que se pasó en 2006-07, salvándose los béticos en el Sardinero durante la última Jornada. Once partidos seguidos sin ganar, desde la 26ª hasta la 36ª jornada. Sin embargo se empató en 7 siete ocasiones, aunque se perdió en 4. El galo Luis Fernández se mantuvo desde la 17ª Jornada hasta la penúltima de Liga (0-5 Osasuna).

Por lo tanto, con Mel se superan los mencionados registros de las 72-73 y 90-91 y se bate el número de goles marcados en 8 partidos seguidos (2) que comentamos en otro post. Lo que sí está claro, es que de continuar esta racha uno o dos partidos más, los números comenzarían a equipararse, a tomar cuerpo muy seriamente, con algo que es de sobra conocido entre los béticos: el descenso a Segunda División.

Coméntalo en el foro