La Sala Primera del Tribunal Supremo ha resuelto desestimar el recurso formulado por el ex presidente del Betis, Manuel Ruiz de Lopera y confirmar la absolución de dos periodistas del periódico “El Mundo” y su empresa editora, a los que el primero demandó por una supuesta intromisión ilegítima en su derecho al honor.

La demanda fue interpuesta a raíz de determinadas informaciones, publicadas entre noviembre de 2006 y finales de diciembre del 2007, donde, en líneas generales, se comunicaba y opinaba acerca de la existencia de varios procedimientos penales incoados contra Ruiz de Lopera, acerca de su gestión al frente del Real Betis, y sobre la hipoteca que constituyó sobre el estadio para responder de las garantías solicitadas en aquellos juicios.

Tanto el Juzgado como la Audiencia Provincial descartaron que se hubiera vulnerado su honor, lo que ahora ratifica el Supremo, en una sentencia recogida por RedPeriodistas.es. La sentencia, dictada por el juez Juan Antonio Xiol Ríos, se sustenta en la doctrina consolidada sobre el conflicto entre las libertades de información y expresión, de una parte, y el derecho al honor del actor, de otra.

El juez valora, en primer lugar, que la información y opinión versó sobre un asunto de indudable interés público, tanto por las personas, en cuanto afectaba a un destacado club deportivo y venía referida a su gestor, el cual cuenta con una notable proyección pública, como por la materia tratada, ya que la gestión del club es asunto de trascendencia para mucha gente.

En segundo lugar, toma en cuenta la sentencia que la información estaba afectada de veracidad esencial, toda vez que aludía a hechos ya conocidos como la condena impuesta por un Juzgado de lo Penal por delitos contra la Hacienda Pública, estando igualmente contrastadas, por amplios antecedentes documentales, todas las informaciones y opiniones que se vertieron sobre la gestión del Betis y de la sociedad Tegasa.

Críticas

En tercer lugar, la sentencia considera también relevante que, “aunque los términos empleados pudieran molestar al actor, no es este un factor suficiente para apreciar la existencia de una intromisión ilegítima en su honor”. El juez enmarca los artículos periodísticos en el ejercicio del derecho a la crítica “ante lo que se entiende un modo de hacer o actuar irregular”, por parte del ex presidente del Betis.

Aunque reconoce que esa crítica “se hace de un modo mordaz y desabrido, con el empleo de expresiones que pueden resultar hirientes”, el juez recalca que “no rebasa los límites de la libertad de expresión e información, avaladas por la veracidad y el interés de la misma. Para el juez, “el límite que representa el contenido del derecho al honor ha de ceder ante la mayor virtualidad del derecho a la libertad de información y de expresión, si, como sucede, se hace una crítica razonable sobre la gestión de un club de fútbol, en asunto de interés general, con relación a una persona con gran proyección pública”.

Fuente: redperiodistas.es

Coméntalo en el foro