15J

Tal día como hoy, hace ya un puñado de años, unos 60.000 béticos se echaron a la calle para exigir el final de la dictadura. Nuestro homenaje no es sólo para ellos, sino, especialmente, para todos aquellos que hicieron posible la demanda y la presión asfixiante sobre Lopera y sus cómplices, sin cuya aportación, habría resultado imposible la celebración de la manifestación que marcó el ocaso del loperato.

Siendo justos, somos muchos los que pensamos que sin el descenso no habría habido manifestación alguna y seguiríamos siendo 4 gatos los que pelearíamos contra el insoportable beticidio que estaban cometiendo Lopera y los suyos. 

Sea como fuera, entonces le dimos la bienvenida a la parte de la solución a todos esos béticos que seguían siendo parte del problema con su silencio y su desprecio. Hoy, empezamos a tener claro que esta afición no va a permitir otro Lopera. Jamás. Y, como entonces, seguimos entonando el mayor grito de aliento que podemos dedicar a nuestro centenario club: ¡Viva el Betis libre!