Me ha parecido conveniente retrasar un poco este blog del derbi para que se relajaran los ánimos y se pudiese opinar con menos calentón y más tranqulidad. Dicho todo esto, más que tratar el partido del domingo en lo puramente futbolístico, me gustaría tratarlo en lo personal, analizando a esas personas que a día de hoy componen el Real Betis Balompié desde su dignidad y entereza, y su comportamiento tras el mayor ridículo en un derbi desde los años cuarenta.

A mí, personalmente, tras ver el partido, no me avergoncé de ser bético (ni ahí ni nunca, pero es cuando los aficionados tienden más a esconderse por el ridículo y el cachondeo). Yo seguía siendo del Real Betis Balompié, y el Real Betis Balompié en el que yo creo no jugó ese partido. Porque a mí como bético el domingo no me representaron esas personas que mancillaron la camiseta de mi equipo y pasearon y restregaron el escudo por el fango. Mi Real Betis Balompié podrá jugar mejor o peor, podrá hacer un partido pésimo. Pero no podrá tener la ACTITUD que tuvieron el domingo. Por supuesto que son factores a tener en cuenta que Nelson sea un pésimo y un patético intento de futbolista, y que Adrián hace dos jornadas que es una mezcla de las malas costumbres de Casto y Fabricio y que jugó a nivel de juveniles, y bien es verdad que lo de Rubén Pérez no es de un jugador profesional de Primera División.

Pero me molestó muchísimo más lo ocurrido después del partido. ¿Por qué? Porque salió Guillén, él, tan sonriente en la tele, como si fuera una derrota más, incluso parecía que no había sido una derrota. Ya sé que Guillén no manda absolutamente nada y que sólo es un monigote en manos del abrepuertas, pero yo que sé, un mínimo de dignidad o respeto hacia la entidad a la que representa, pero… ni eso, oigan. Luego está mi amigo Mel. Que yo insisto, también hizo un patético y vergonzoso planteamiento del partido, que no le transmitía nada al equipo, que no acertó con los cambios y que hizo Balón de Oro por una noche a un futbolísta fracasado que se ha ido al Sevilla para retirarse como es José Antonio Reyes. Pero lo que más coraje me da de este pseudo-entrenador es que en todas las derrotas dice que es culpa suya mecánicamente para quedar bien y se le cante en el estadio (que por cierto, no sé por qué lo seguís apoyando, qué queréis que os diga), y tras decir esto, no hace NADA para evitar esos errores “suyos” como él dice. Es un círculo vicioso que no tiene pinta de cambiar.

Luego están Adrián, Salva, Rubén Pérez, Paulao o Pereira. Defenestraron la buena imagen del Betis, pero por lo menos se han dignado a pedir disculpas por el ridículo y la vergüenza vivida, vía Twitter. Además, Salva Sevilla fue el único que tuvo la entereza de salir a dar la cara tras el partido, lo cual es un gesto que le honra mucho. Que no haya salido el resto a pedir disculpas a la afición habla mucho del nivel profesional y moral de la plantilla que tenemos, destacando sobre todo a Nelson, que es un tío que lleva varios años riéndose de nosotros, que sólo se guía por sus intereses monetarios y personales y que sigue viviendo de aquel gol que le metió al Athletic el año pasado.

Por último, y lo más grave de todo, me gustaría hablar de la directiva (excluyo de este apartado a Guillén porque como ya he dicho no pinta nada en el Betis). ¿Por qué se miente respecto al número de las entradas, cuando había personas que se habían pasado DÍAS haciendo cola para conseguir una, y se venden una mínima parte para regalarle el resto a los amiguetes, que son los que priman para los Bosch, Gordillo and company?¿Por qué se manda a la Policía a pegar palos a unos aficionados engañados por el club?¿Por qué se nos pide que olvidemos rápidamente el resultado?¿POR QUÉ NADIE DE LOS QUE MANDAN HA SALIDO A PEDIR DISCULPAS, TANTO POR LO DEL DERBI COMO POR SU GESTIÓN Y ENCHUFISMO?¿Por qué aún no se le ha devuelto el dinero de las entradas a todos esos aficionados que vivieron el ridículo en vivo? Me parece de una bajeza moral y de unas ganas de reírse de esos aficionados que les pagan… Es de chiste.

El mayor ridículo en un derbi en 70 años… Cincomentarios, como dicen los palanganas

Por Kote bético.

Coméntalo en el foro