Alexis Trujillo, Director Deportivo del Real Betis.

Alexis Trujillo, Director Deportivo del Real Betis. Foto: ABC

Es la primera vez que veo un partido casi entero del Betis este año y puedo medio opinar con algo de criterio, del resto sólo pude ver minutos aislados o nada.

La primera impresión que tengo es que una vez más el “betiquito de a pie” se ciñe sola y exclusívamente al balón y al resultado y su estado de ánimo y sus miradas van en función del resultado, todo esto mezclado peligrosamente con el afán de querer llevar a gala a base de comportamientos basados en la mediocridad y la falta de ambición que ellos interpretan como “esto sólo lo hacemos los béticos y por eso semos la mejó afisió der mundo hace que:

* Un año más sigamos siendo un club dirigido por ineptos con el consentimiento de la grada. Grada preocupada más en aumentar las cifras de asistencia o en que La Sexta repita 6 veces durante el partido el himno a capela como sinónimo de mejores aficionados.

* Un año más sigamos permitiendo que auténticos parásitos continúen en su puesto, chupando del Betis y mantenidos con el propio dinero de los socios, viviendo a costa del Betis, sin hacer nada o, en su defecto, haciendo las cosas mal y estropeando más el club cada vez que les corresponde tomar una decisión.

* Un año más la planificación haya sido mala, la política de fichajes haya sido un desastre y que nuevamente hayamos bajado un escalón en cuanto a nivel se refiere y se haya empobrecido de nuevo la plantilla y se haya mediocrizado en calidad y nivel gracias a la falta de ambición, a esa tendencia que hay a mediocrizarlo todo, a esa falta de estar a la altura del número de asistencia al campo, abonados y masa social que rodea al equipo.

* Un año más los resultados son acordes a lo que se ha apostado, al trabajo realizado y a una gestión ridícula y chapucera.

* Un año más las miradas y los debates se desvían del verdadero foco a las que deben ir y se centran en si fulanito es mejor o peor o si el entrenador va a durar una jornada más o su cabeza rodará en la próxima derrota.

Dicho esto, podemos ir comprobando cómo los tímidos pitos en el partido de copa eran producto de una una bochornosa derrota en el partido anterior y que finalmente acabaron en algarabía por haberle ganado al “grande y temido” Llagostera. Qué vergüenza. Podemos comprobar que no tenemos 5 jugadores decentes en la plantilla y se sigue sin exigir y sin demandar un equipo a la altura de lo que debe ser este club.

Debemos de una vez cambiar la actitud y mostrar disconformidad y ambición, debemos hacernos notar y demostrar que no estamos conformes con que se haya fichado a un lateral derecho que no tiene nivel ni para el juvenil del Brenes y que no mejora a Chica, que Casado en lo único que mejora a Nacho es que es más coladero todavía, que Bruno no sirve ni para sustituir a Figueras o Perquis (jugadores que NUNCA debieron continuar en este equipo si queremos crecer y ser algo), que Pacheco a venido a reforzar el centro del campo y ha resultado ser el sexto en esa demarcación, que Cejudo siempre ha sido y será Cejudo, que seguimos encomendados a La Macarena y a un tal Rubén Castro como solución a todo, que tenemos los reservas de los reservas del año pasado y los refuerzos son los reservas de los reservas de éstos y que con estos mimbres queremos que el entrenador haga un cesto en dos meses o si no ya tenemos debate, que hemos tardado casi diez meses en medio organizar y parecer que tenemos definidas las parcelas de secretario técnico y dirección deportiva, que seguimos de circo y ni el utillero tiene ropa de repuesto para que un jugador pueda continuar jugando.

En cuanto al partido en si, la defensa sigue estando a la altura de su nivel, que pedirle calidad arriba a los laterales es más difícil que pedirles que no sean un coladero jugada tras jugada, que el centro del campo deja un espacio vacío de demasiados metros cuadrados y que exigirle a Matilla que haga lo que mejor sabe (es decir, más cerca del área) y obligarle a vaciarse y que esté a la vez arriba y abajo defendiendo es una decisión errónea y que nos cuesta una superioridad rival en sus ataque que no nos podemos permitir por el nivelito de la defensa, que arriba puede que tengamos la parcela más aseadita (gracias a Rubén, entre otras cosas) pero que jugamos en segunda, con campos más pequeños y con equipos correosos, que dan más leña y mucho más cerrados y que esa baza puede que no siempre pueda funcionar.

En definitiva, que vamos a pasarlas canutas para ir ganando, que no tenemos banquillo para lo que vaya surgiendo, que los fichajes empeoran y empobrecen un año más la plantilla, que los responsables vuelven a demostrar que no están capacitados y que seguimos roneando y dándolas de súper aficionados mientras hunden y hundimos un año más nuestro equipo y nuestro club.

Por cierto, el domingo ganamos. No quepo en mí de euforia: “Vivarbetin”.

Por Tospo

Coméntalo en el foro