No hay que ser muy sabios como para darse cuenta de que, con el Betis al borde del abismo, la FUNDACIÓN HELIÓPOLIS, que dirige en Consejo de Administración, pretende otra vez mediante la manipulación mediática, CONFUNDIR al Beticismo con tal de evitar a toda costa las acciones de protesta que se están decidiendo de forma independiente por parte de los béticos de a pié, orientados a moverse a partir del 28 de septiembre, coincidiendo con el partido Betis – Mirandés. 

Divide y vencerás. Así comenzó desde que a esta FUNDACIÓN HELIÓPOLIS, como gestor del Betis, se dio cuenta que deportivamente las cosas empezaban a ir mal y tenían que actuar, muy bien asesorados, en conceptos aplicados a lo que se denomina “manipulación de masas”. De esa forma tratan a los béticos, como si fueran políticos. Ahora, también se suma la frase Si no los puedes convencer, confúndelos

En efecto. Un número indiscriminado e incesante de informaciones han comenzado a salir a los medios de prensa tras el 0-1 ante el Albacete. La primera noticia nos llegó desde la Jueza Alaya, quien afirmaba que los aspectos deportivos y judiciales no tenían por qué ir de la mano; intentando confundir a los aficionados menos enterados, pues gracias a la intervención judicial está puesto Estepa, quien a su vez ha colocado en el poder como gestor a la FUNDACIÓN HELIÓPOLIS. Incluso, Alaya defendió la permanencia de dicho órgano, al afirmar que “cuando el equipo estaba bien nadie decía nada”. Por lo visto, la parte negativa, habiendo barrido los records en contra la Temporada pasada, teniendo como gestor a la FUNDACIÓN, no existe para ella, lo que hace pensar en una trama oculta en la que existen intereses tenebrosos. ¿No os duele que siga esa gente aquí?

La siguientes informaciones de ayer tocaron ahora la parcela deportiva, cuando se anuncia que los jugadores béticos entrenaron por su cuenta el día de descanso; hoy se complementa con la palabra compromiso. Quieren hacernos ver que todo va a ir bien, que darán otra imagen. Ya veremos el resultado, o mejor dicho, los resultados próximos.

Desde luego, bien que entrenan por la mañana para ahorrarse luz y no el elevado sueldo de Gordillo.

Pero el plato más fuerte llegó cuando se mencionaron los posibles contactos con Serra Ferrer para la faceta de Director Técnico; contactos al parecer ciertos, pero que llegan muy tarde en este sentido, pues pocos fondos quedan para realizar fichajes.

Por último, faltaba dar algún toque institucional: López Catalán al habla, proponiendo una especie de proyecto que incluiría cambios en el Consejo. Mentira, López Catalán sabemos que compró unas acciones, pero que pertenece a la FUNDACIÓN HELIÓPOLIS. Además, Catalán, al entrar por cooptación sabemos que puede hablar pero NO VOTAR. Catalán, ante el Beticismo, encaja perfectamente en la estrategia de laFUNDACIÓN para intentar apaciguar a las masas, representando un hombre joven, bético desde shiquetito, pero cuya pertenencia a la FUNDACIÓN le hace tener que seguir las directrices escritas. Y en cualquiera de los casos, la mayoría de los posibles cambios procederían como siempre de la FUNDACIÓN HELIÓPOLIS.

Pero la realidad es bien distinta. El pretendido cambio de imagen dado a través de los medios para, evidentemente, convencer a los béticos para evitar una protesta cada vez más generalizada, no nos va a coger de sorpresa. El daño tan grande que les están haciendo cada vez tiene menos reparo. Ahora, intentan aguantar una semanita más, quemar otro cartucho. Pero ya sabemos que es inevitable que el 28 de Septiembre, salgan las noticias que salgan, una gran parte del Beticismo muestre su descontento contra loscome gambas. Además, en los aledaños del Estadio se prevee que repartirán octavillas para seguir mentalizando al bético de que hay que echar a esta gente que tienen secuestrado a nuestro Betis, que o nadie lo remedia, o el año que viene si no subimos, con escasos ingresos, vamos a tener que pagar entre todos la deuda correspondiente al año. Eso, a este paso, es lo que están haciendo con el Club. 

En el aspecto de la lucha, quien suscribe estas líneas, ha establecido un grupo abierto en Facebook denominado QUEREMOS UN BETIS GRANDE, orientado para que todos los béticos que deseen se organicen y preparen acciones pacíficas orientadas a la expulsión de la cerrada y oscura FUNDACIÓN AMIGÓPOLIS, y a la presión hacia la Justicia, exigiendo a Estepa un Consejo libre de esta gente, elegido democráticamente entre socios y/o accionistas, a la espera de la resolución final.

 

 

Por Rafael Medina
Publicado originalmente en Siempre Manquepierda