Larriba con su amo y señor

Larriba con su amo y señor

Demasiado tiempo ha tardado el Sr. Bosch en dar carpetazo definitivo a una de las instituciones más vergonzosas y ridículas que hemos padecido los béticos en los últimos años; una institución de la que el mismísimo Joseph Goebbels, ministro de propaganda de la Alemania del Reich, se habría sentido orgulloso. 

Así, la oficina de colocación de familiares de webs afines, de amigotes, de personajes dañinos para el beticismo como los inolvidables Fernando Casal y Andrés Gutiérrez, del vocero de Lopera hoy exiliado en Texas, etc., cierra hasta que los responsables políticos tengan a bien conceder una licencia de FM a la radio pirata.

Lógicamente, en el altavoz de propaganda conocido como Radio Betis, habría profesionales magníficos y gente preparada y adecuada, pero, reconozcámoslo, ese tipo de personas no son valoradas si no sirven para el propósito con el que se abren este tipo de medios oficiales, que no es otro que el de ser el altavoz del régimen establecido y refugio de aquellos a los que, por intereses del momento, hay que acomodar con un sueldecito.

Así pues, he aquí un bético que se alegra de que un medio pirata cierre, máxime, si es un medio que le ha insultado y ofendido durante años. Lo reconozco, debo ser de los pocos que piensa que la información ha de ser completamente libre e independiente y cuando quiero una dosis de azúcar recurro a tebeos como Estadio Deportivo y me molesta sobremanera que existan “medios oficiales” que jamás informarán con objetividad. En este enlace, pueden ver algunos ejemplos de la asquerosa manipulación de este “medio informativo”.

Al Sr. Bosch, a quien tanto le gustan las fotos, los medios y las entrevistas, hay que reconocerle, al menos, que haya preferido cumplir la ley y cerrar un medio pirata en lugar de continuar utilizándolo para que éste siga adulando sin parar a este nuevo “Betis libre” de pacotilla.

 

Por Penibético.

Comenta este artículo en nuestro foro de facebook.