Rentabilidad

Hoy les traigo un término económico que seguramente la gran mayoría de ustedes conocerá. Como ya he expresado en el título, hoy les hablaré de rentabilidad. ¿Por qué en este momento tan delicado, y por qué hablar de un concepto quizá tan poco relacionado con el ámbito del Betis? Ahora lo explicaré, pero sin embargo, me gustaría antes aclarar que la necesidad de escribir este artículo no nace tras la debacle del Sadar, sino que esa idea ya rondaba mi mente desde hace algunas semanas.

En primer lugar, conviene que nos situemos. Ayer, el Consejo de Administración del Betis se reunió en plan Club Bildelberg, con el simple y llano objetivo de ratificar que no hay reacción por parte de los mandamases a la nefasta situación del equipo. Se emitió un comunicado para reafirmar en el cargo a Julito Velázquez, del que se comentaba que, después de el desastre pamplonica (por si alguien todavía no lo sabe, el Betis se dejó remontar y desperdició una renta de dos goles en apenas quince minutos, además de perder de forma lamentable) no le quedarían muchas horas al mando del conjunto verdiblanco. Si bien es cierto que la primera mitad del partido fue la mejor que hemos visto hasta ahora, la segunda ralló la patochada. Misma mala imagen, mal juego, imprecisiones, nervios, goles de patio de colegio, etc.

Me voy a poner en el supuesto de que nuestros queridos comegambas siguen en sus trece, y que no destituyen a Julio ni aunque el Llagostera (con todos mis respetos al equipo catalán) nos mete ocho en la ida y doce en la vuelta). Dicho supuesto tampoco es excesivamente descabellado, ya que el tema de hacer las cosas bien y a tiempo es algo con lo que los Maito y compañía no se llevan muy bien. Tras esto, me posiciono en la posibilidad de que el juego de Velázquez no mejore (cosa bastante improbable, ya que peor no puede ser), y que sigamos ganando al tran tran, que nos salve el acierto de Rubén Castro y alguno más, y que finalmente consigamos el objetivo. Son situaciones perfectamente posibles, dada la connotación circense que posee nuestro club.

Pues bien, aquí es cuando hablamos de rentabilidad. Y la pregunta que voy a formular es dolorosa para la mayoría de los béticos, pero la creo necesaria. ¿Le saldría rentable al Betis ascender de la forma en que acabo de describir? Esta cuestión es necesaria apartarlo del ámbito económico, ya que, sin duda alguna, al perder mucha publicidad y el tema de los derechos televisivos (que en Segunda caen en picado, convirtiéndose los abonos en la principal fuente de ingresos), subir a Primera sí que ayudaría a salir del precario estado en el que se encuentran las arcas béticas. Quiero referirme a rentabilidad deportiva.

¿No sería mejor ascender con un equipo con bases sólidas, fuerte, bien compensado y que por lo menos juegue a algo? ¿Soy el único que piensa que, como subamos jugando tal y como estamos jugando, y yendo a trompicones, en Primera nos van a dar palos hasta en el cielo de la boca? Porque el equipo ciertamente no está bien complementado, Velázquez no tiene un esquema fijo, ni un once tipo, y sobre todo, no tiene un estilo de juego definido (porque unas veces le da por jugar al toque y otras, bombo arriba y a ver si la pilla alguien). Porque si el Osasuna, estando como está, nos remonta, y la Ponferradina nos cuela cuatro, ¿cuántos nos caerán en el Pizjuán?¿Superaremos el fantástico registro del año pasado?

Sinceramente se lo digo, y créanme que me duele, pero yo, tal y como está el percal, prefiero no ascender este año, y pulir todas las cosas que en estos momentos fallan. Porque no quiero hacer más el ridículo, y quiero que subamos con galones, con mimbres, con un fondo de armario decente. Que subamos porque nos merecemos estar en Primera, y no porque Rubén está enchufado. Porque el canario en algún momento se retirará o se irá a otro equipo. Fíjense en el último “segundazo”; al primer intento no lo conseguimos, pero fue incluso mejor, ya que nos afianzamos en Primera e incluso llegamos a Europa (si bien Mel luego tiró todo lo trabajo por la borda). Yo lo prefiero así. 

Por Kote 

Coméntalo en el foro