Haro y López Catalán.

Haro y López Catalán. Foto: Marca.com

Ya tienen ambas cosas: Unidad y legitimidad. Durante todos estos años, hemos oído a los patronos de La Fundación Heliópolis, el verdadero poder fáctico en el Real Betis, pedir unidad a diestro y siniestro sin explicar muy bien en torno a qué, si en torno a los cuñados, a los seguros, a los amigotes o en torno a una directiva cuyo buen hacer no era óbice para que los béticos tuvieran claro que la legitimidad de su gestión era más judicial que accionarial.

Pues bien, ha bastado una oportunidad, sólo una, para que los béticos demostremos que estamos unidos en torno a la solución y no en torno al problema. Hemos elegido con una mayoría social abrumadora a la candidatura de Haro y López Catalán dando una sonora patada a Lopera en el trasero de Castaño. Teníamos claro qué era la unidad y lo hemos demostrado.

Y con esta unidad, llega otro aspecto no menos importante: la legitimidad de la que hasta ahora carecía este consejo.

Como decía Castaño (con buen criterio), hoy ante el Dépor se sentará en el palco el primer presidente elegido por los accionistas del Real Betis Balompié. Los béticos hemos querido que sea Ollero en lugar del autor de la frase, de quien no merece la pena que nos extendamos mucho más, ya que serán los juzgados quienes lo pongan en el sitio que merece.

Así pues, esta directiva tiene lo que nos ha pedido: Unidad y Legimitidad. Mientras la ejerzan con responsabilidad, nos tendrán a su lado. Si no se acaban los episodios de favores y de consejos paralelos, nos tendrán enfrente. Y nada nos gustaría más que su labor fuera honrada, profesional y capaz. Por el bien de todos y, en especial, de nuestro querido Real Betis. 

Coméntalo en el foro.