Guillén y Mel: mediocridad garantizada

A veces es difícil diferenciar entre la prudencia, la responsabilidad y la falta de ambición. En el Betis hemos tenido dos casos claros en las últimas semanas.

Por un lado el primer equipo que una vez salvado y aún con la oportunidad de entrar en Europa, se le empieza a frenar y se empiezan a decir cosas como que esto no sería bueno para el club porque acarrea muchos gastos. ¿Los expertos en marketing ignoran los ingresos? Cuando el señor Guillén empezó a exportar su aceite por Europa, ¿No le acarreaba gastos?. Esta desfachatez no es nueva en el club ya que han sido muchos los dirigentes que han vivido muy cómodos en el sillón presidencial sin una exigencia por parte de nadie. Hasta los más jóvenes pueden recordar que Lopera esgrimía un argumento muy similar hace no muchos años. 

El otro asunto donde se demuestra falta de ambición es la posible subida del filial a Segunda División. De nuevo, se dice que esto puede no beneficiar al club!!!!. Es tan fácil como si la Segunda B es menos deficitaria que la Segunda, en caso de descender con el primer equipo, mejor hacer alguna tropelía administrativa y así irnos directamente a la boyante división de bronce del fútbol español.

En ambos casos los directivos van a conseguir su objetivo, que no es otro que el de vivir otro añito tranquilos, sin exigencias a las que no se sabe si podrán responder. Es mucho más fácil hacer el 4º peor equipo de España que intentar hacer un equipo competitivo para Europa. También es más fácil decir “¡Qué chavales tenemos!” ante el Roquetas que enfrentarlos ante un Zaragoza o un Sporting, los cuales podían dejarles en evidencia. Mientras nadie externo al club (debería ser la dormida afición) no exija, tengamos claro que nadie en el club se va a subir el listón. Es la manera más cómoda y fácil de decir “cumplimos objetivos”.

Mientras tanto pasarán los años y seguiremos diciendo que menudo potencial tiene este equipo, que como es que no estamos más arriba, que si es que nos tienen manía….y en eso si estoy de acuerdo, alguien nos tiene manía “ahí arriba” para siempre mandarnos dirigentes sin ganas de hacer un Betis Grande.

Coméntalo en el foro