Contrato Lopera Oliver

El 23 de Julio de 2010, apenas unos días después del auto de la jueza Alaya que apartaba a Lopera de la gestión del Real Betis, el Diario El Mundo, a través del gran periodista Antonio Félix, desvelaba el contrato que suscribieron Bitton y Lopera. En Betislibre.com nos hicimos eco de dicha noticia en este post.

En ella, se hablaba de la posible existencia de un “contrato B” entre ambas partes, extremo este que nunca se ha llegado a conocer con exactitud. Apenas tres meses después, el 17 de Octubre de 2010, Iván Larriba daba (sin pretenderlo) pistas de la existencia de dicho documento, que recogería nuevas cláusulas de penalización por incumplimiento. También analizamos aquí dicha noticia.

En el día de hoy, en la web de los irreductibles loperistas, se ha publicado una curiosa exclusiva, cuyas capturas de pantalla y texto completo son los siguientes:

En estos días se ha conocido la escandalosa noticia de que los administradores concursales han pasado al Betis una minuta de 1,3 millones de euros (más iva) como pago “parcial” por su trabajo. A eso sumamos los 3000 euros que se embolsa semanalmente el señor Bosch, más lo que va a cobrar el señor Gordillo en un puesto de trabajo creado exprofeso para él para que pueda cobrar un sueldecito (comidas y viajes aparte) más lo que ya cobran toda la banda de Ecija convenientemente ubicada en todos los estamentos del club y blindada para el futuro.
Y a todo esto los del millón y medio de euros y el de los tres mil diciéndole a los que marcan goles que deben renunciar a su legítima nómina porque no hay dinero, evidentemente el vestuario debe mirar todo esto con una gran alegría y optimismo cara al futuro.Toda esta situación no ha sido provocado por la tan manida deuda, puesto que la misma existe en todos los clubs de fútbol sin excepción al punto que la del Betis no es precisamente de las mayores, y de hecho la deuda real –no la inflada para justificar concursos y sueldos- es corta para lo que es tener dos años a un club en segunda sin ingresos de televisión y una plantilla con salarios de primera. El atlético de Madrid, con el estadio ya vendido, tiene una deuda superior a los 511 millones de euros, el Deportivo tiene más de 292 millones de deuda, está en segunda y además no va a presentar concurso de acreedores, el español más de 165 millones de deuda y así podríamos seguir y seguir. Por lo tanto no hay que rasgarse las vestiduras porque exista deuda en un club de fútbol. Lo que desgraciadamente también es normal es no atender los pagos derivados de esa deuda y en eso el Betis de Lopera ha sido un ejemplo modélico al atender siempre el 100% de los pagos debido a las garantías financieras que aportaba Lopera.

La diferencia entre el Betis de antes de Lopera y el de ahora no es la existencia de deuda, sino la INEXISTENCIA de alguien que tenga solvencia y valor para hacer de “músculo financiero”, ese es todo el problema.

Con Lopera no habría concurso de ningún tipo, Lopera lo levanta en 24 horas. Toda la situación actual sólo se deriva de la falta de capacidad de financiación dado que nadie quiere comprometerse ante los bancos. Ese es el único problema existente a día de hoy y claro los que están con las minutas que cobran por ellos encantadísimos de la situación.

Tanto es así lo que decimos que Lopera en el contrato de venta al grupo de Oliver prohibió expresamente que pudieran ir al concurso de acreedores, consciente de que no sólo no es necesario , sino que resulta lesivo para el interés del propio Betis (salarios abusivos de administradores…) y les exigió que debían aportar la financiación necesaria para que esto no ocurriera. Presentamos en exclusiva la parte del contrato en el que se establece dicho compromiso.

Sólo la vuelta de Don Manuel, que se producirá inevitablemente en algún momento, restablecerá el orden de las cosas y expulsará del betis a toda esta plaga en enchaquetados cobrando nóminas de ensueño, mientras regatean a nuestros futbolistas las primas por ascender. Lopera una vez más fue profético e intento evitar esta situación.

 

Captura Loperistas 1

Captura Loperistas 2

Dicha “exclusiva” arroja datos muy curiosos que podrían dar validez a la teoría de la existencia de ese “contrato B” que, de haberse firmado, sin duda se ha ocultado a la jueza en el procedimiento. La imagen que ofrece la web de los loperistas:

Cláusula contrato

correspondiente al contrato que comentan y cuya cláusula detallan, no se corresponde con ninguna de las cláusulas del contrato que figura en el sumario y del que también en su momento ofrecimos amplia información, habiendo sido puesto a disposición de quien pudiera estar interesado mediante el siguiente enlace de descarga.

Además, el contrato que fue elevado a público por ambas partes, como pueden comprobar, consta de 16 páginas y no de 44 como aparece al pie del documento:

Cláusula contrato 2

Este hecho podría probar que se ha ocultado información a la investigación, que Antonio Félix tenía razón cuando comentaba que Eduardo Peña aseguraba tener un contrato desconocido en su caja fuerte y, desde luego, podría aportar jugosas novedades al caso de la venta-pantomima.

Seguro que a la jueza Alaya le interesará muchísimo conocer las 44 páginas de ese documento del que hoy hemos conocido sólo una parte de la página 29.

 

Coméntalo en el foro