cantera

Por su interés, reproducimos textualmente este correo electrónico que hemos recibido y que denuncia la situación de la cantera en el Real Betis Balompié:

 

Menos mal que Messi o Ronaldo no nacieron en Sevilla  siendo beticos.

Cada año cientos de niños de Sevilla y su provincia se presentan a la cantera del Betis, a cuentan con pocos años de edad y es un espectáculo ver la ilusión y los nervios que reflejan sus rostros, están  tocando el cielo con los pies, un cielo en forma de césped. Detrás  padres , madres y familia en general que lo viven con mas intensidad si cabe.

A partir de ser elegidos para la gloria de vestir la equipación verdiblanca, es difícil de describir lo que vivimos en cada familia, simplemente no hay palabras.

Desde ese momento toda la familia se compromete en dejarlo  todo  de lado , lo primero es llevar el niño  a los entrenamientos, los partidos los fines de semana,  los desplazamientos, compras de equipación y botas, turnos en la casa . Todo puede fallar menos el peque al entrenamiento y a los partidos.

Si todo va bien van pasando los años y las distintas categorías, unos vienen  y otros van ,cada año las mismas pruebas los mismos nervios de pretemporada, lo chavales que llegan  y los que nunca volverán.

Benjamines, alevines dos años, infantil otros dos, cadetes otros dos , juvenil tres mas  y habremos logrado la meta, en ese dueño colectivo en la que participan cientos y cientos de familias sevillanas cada temporada.

Esta es la autentica cantera betica, esa que obedece ciegamente las ordenes de un entrenador  y una institución, sin cuestionarlas, asumiéndolas desde el primer instante cada día sin nada a cambio, que nos dicen a las cinco pues a las cinco que tres días, que cuatro; que pongáis el coche para el desplazamiento, lo que haga falta siempre lo que haga falta.

Hay están dando la cara, poniendo el dinero, sus coches y sus vidas, ayudando unos padres a otros y todos con una sonrisa. .

Es increíble la solidaridad que surge entorno a estos niños, las madres son madres de todos y los padres lo por igual. No se escatima ni tiempo, ni dinero, ni recursos, ni distancias, en fin pura poesía verdiblanca.

Pero llega un día , llega una categoría en que entra en acción LA RESIDENCIA, palabra maldita entre los canterazos beticos, si maldita y odiada con razón.

Llega un día en que esos niños que golean y lo ganan todo empiezan a quedarse en el banquillo ¡claro los de la residencia tiene  que jugar.¡ así de claro, así de simple.

La injusticia contra nuestros hijos  se nos clava como puñales, pero hay estamos y seguimos, animando, sujetando, buscando explicaciones vanas para una injusticia.

Ellos vienen, le cuestan una fortuna al Betis, cada año de cada niño que llega vale unos pocos de miles de euros a este club en situación económica tan critica. ¿Alguien sabe exactamente cuanto?

Y cada vez la bola va creciendo mas y mas llegan mas, y los nuestros ya sobran, no porque sean peores es que le salen gratis al Betis, es que por sus colores aguantan lo que sea. Y nada, a guardar banquillos y a intentar no desesperar.

Si piden la carta de libertad lo que queda fuera son equipos sin el rigor y la disciplina necesaria para seguir formándose, muchos chavales pierden la paciencia ante esta injusticia y se van a otros  equipos  de nuestros barrios y pueblos. Hay terminan sus historias, hay muere su ilusión entre entrenamientos de media hora dos o tres días a la semana sin ningún rigor técnico.

El que cae en ese pozo ya no sale jamás, se pierde la forma y el tiempo sin progresar nada. Ninguno de los que salen vuelven, a diferencia del otro club de la ciudad que mantiene relaciones y cede jugadores a los que continua siguiendo en otros equipos sevillanos y continua formando.

Cualquier seguidor de la cantera  betica podría contar mil historias de auténticos genios perdidos  por el camino, eso si, también la de  chavales que de verdad valen, que vienen de fuera y en cuanto pueden regresan a los clubes de sus ciudades. O alguien duda que el que es de Málaga quiere jugar en el Málaga, el de Huelva  en su Recre y así…

Hay dos clases de futbolistas los que sienten la camiseta y los mercenarios, también hay dos clases de canteranos los que sueñan con quedarse y los que para que se queden el Betis tendrá que pagar como si los hubiera fichado de otro club, por que no les importaría lo mas mínimo irse, aprovechan la oportunidad de formarse gratis y en cuanto pueden se van sin mas, los que valen claro. ( Los menos).

Mientras el Betis sufre crisis económica  LA RESIDENCIA va viento en popa , llena de chavales que muchos causan hasta risa entre los aficionados, entrenadores apocados que ante la interpelación de cualquier padre por la injusticia de que sus hijos no jueguen se escudan en que son ordenes de arriba, representantes moviendo hilos ,  jefes de la cantera que siguen trayendo y manteniendo chavales sin ninguna justificación.

Algunos no juegan  ni con ordenes  expresas y pasan mas en el banquillo que en el campo.

El proceso se repite, vienen y una vez que llegan no hay quien tenga valor de  cuestionarlos, por malos o malísimos que sean, reina el imperio del miedo.

Nadie quiere morder a la mano que les da de comer, quienes los traen son los mismos que ponen y quitan a dedo a los entrenadores de la cantera, así que si  no juegan están poniendo en cuestión el bien hacer de sus  jefes. Llenando la residencia de chavales (que sin ser un genio) se sabe que no llegaran a ninguna parte y para que no se note siempre serán titulares y mientras mas años estén en LA RESIDENCIA mas titulares serán  para disimular la mentira de una falsa proyección y la verdad de una plaza mas en .LA RESIDENCIA

En fin nos preguntamos  muchas veces que negocio no tendrán con  LA RESIDENCIA y es que hay veces que parece algo raro o es que no se entiende, Algún periodista  podría investigar un poco estos trejemanejes como se dice por aquí.

En resumen la tercera provincia de España no tiene jugadores nacidos en ella en casi ninguna categoría de la selección,y tampoco el Betis lo tiene en su equipo desde hace demasiados años,  ¿ casualidad o negocio?

Padres béticos

 

Coméntalo en el foro