Tabla comisiones

Durante la investigación de la época en que el Real Betis estuvo presidido por Luis Oliver, se pagaron comisiones a empresas que la propia Guardia Civil calificó “de escasa actividad”, según pudimos leer en el informe emitido sobre dichos pagos efectuados por Bitton:

Bastogne

Extracto del informe de la Guardia Civil sobre Bitton

Esta práctica, la de pagar comisiones a empresas de dudosa actividad sin mediar contrato alguno o que no ha sido aportado por el Club, también ha venido siendo habitual durante la administración judicial, como pone de relieve el informe firmado por D. Julio César Calvo, del que extraemos la tabla que encabeza este artículo. El propio perito, textualmente, dice lo siguiente:

Veremos (…) que la ausencia de contrato con el comisionista, hecho que se alega en el escrito de calificación como evidencia de inexistencia de dicho servicio de intermediación, es habitual en el negocio fútbol analizando los casos en los que el Consejo Judicial, en algunos de los casos con intervención de la AC, ha pagado a comisionistas sin que exista contrato entre el comisionista y el RBB.

A destacar que la comisión de Fabricio no solo se paga sobre la base de un contrato no firmado por el comisionista si no que éste emite una factura proforma (un presupuesto) al Betis, que paga dicho presupuesto sin que se le aporte factura.

Como se puede ver, el Consejo Judicial y la propia AC acuerdan pagar a comisionistas por operaciones en las que no existe, o no se ha aportado por RBB, contrato alguno firmado por el comisionista por lo que pretender que la misma práctica realizada por el Consejo Oliver resulta fraudulenta carece de todo sentido.

 Tras aportar datos de las empresas receptoras de las cantidades y analizar la actividad de las mismas, el perito concluye lo siguiente en sus conclusiones finales de la 4 a la 9:

4.- Las comisiones de Emaná y Nosa, pagadas por el Consejo Judicial (la 1a de ellas en periodo de intervención concursal) fueron devengadas por la sociedad Anglohaven Securities Limited, irlandesa con matriz chipriota y representada por un agente FIFA residente en Gibraltar pero vinculado a la ciudad de Sevilla por haber sido patrocinador del otro equipo de la ciudad, sociedad también vacía de contenido según ponen de manifiesto sus estados financieros.

5.- La comisión de Perquis, 90.000€, se devenga a favor de la francesa 4PLAY MANAGEMENT, sociedad sin empleados cuya actividad principal y casi única consiste en facturar y cobrar del Betis dicha comisión, tal como ponen de manifiesto sus estados financieros.

6.- La comisión devengada por la contratación y salida del futbolista Braian Rodríguez, 180.000€, se devenga a favor de una sociedad holandesa sin actividad conocida y con sede en una compañía que regenta un centro de negocios de Ámsterdam entre cuyas actividades se cuenta la canalización de inversiones a Anguilla, Barbados, Curacao, Chipre y Luxemburgo.

La comisión que el Betis paga por Braian Rodríguez no se hace a su representante, la empresa argentina Squadra.

7.- Las comisiones de Vadillo, Adrián y Fabricio que el Betis paga en 2011 se devengan por medio de las facturas 1 y 2 de mediados de año, en los casos de Vadillo y Adrián y con una mero presupuesto o factura proforma en el caso de Fabricio.

8.- La comisión que acuerda el Betis con el representante de Rennella por importe de 78.000€ se devenga a favor de una empresa sin trabajadores.

9.- En el presente informe se pone de manifiesto que la utilización de sociedades pantalla, sin actividad ni trabajadores, diferentes al representante del futbolista y sin firma de contrato alguno con éste (hechos que la AC considera fraudulentos en el caso de Bastogne) son habituales en el negocio futbol por parte de los intermediarios tal como se pone de evidencia por las comisiones que el Consejo Judicial, en muchos casos con intervención de la Administración Concursal, acuerda.

Resumiendo, siempre según este perito, el Club ha hecho exactamente lo mismo que Oliver en su día: pagar comisiones a empresas sin actividad ni trabajadores, con el agravante de estar bajo tutela judicial. Si el criterio para considerar como “pantalla” a una empresa por el hecho de emitir una factura con el número 1 a mediados de verano es válido para juzgar la actuación de Oliver, también debería serlo para analizar la actuación de los administradores judiciales del Real Betis. Con la diferencia de que uno está en el banquillo y otros siguen en el consejo.

Coméntalo en el foro.