Ángel Martín, exvicepresidente económico del Real Betis Balompié, ha sido noticia estos días por su declaración como imputado ante la Jueza que instruye el “Caso Lopera”. En esta comparecencia ante la justicia, el Sr. Martín ha dejado algunas perlas que los medios han recogido de forma unánime. Por ejemplo, muchodeporte.com decía…

La jueza Mercedes Alaya le ha tomado declaración este mediodía a Ángel Martín, vicepresidente y consejero del club durante casi veinte años y unos de los hombres que Lopera siempre ha tenido a su lado para, sobre todo, controlar los asuntos económicos. Alaya le ha realizado casi 50 preguntas en las que Martín ha intentado desmarcarse de la gestión del empresario de la calle Jabugo. Ha declarado que su presencia en el consejo era decorativa e institucional y que su nexo con Lopera no iba más allá del asesoramiento en materia fiscal y tributaria. El ex vicepresidente ha negado su relación con cualquier empresa del ex dirigente y por supuesto haberse lucrado con dinero del club.

Otra web de actualidad, alfinaldelapalmera.com, narraba que…

Martín “no asesoraba y no preguntaba de dónde venían las cantidades ni a donde iban”, según ha manifestado. Ha asegurado que no intervino en las decisiones estratégicas de las empresas de Lopera ni en la creación de los entramados que investiga la juez, decisiones que correspondían exclusivamente al máximo accionista del Betis y que él acataba. En contra de lo afirmado por el propio Ruiz de Lopera en su comparecencia, Martín ha afirmado que él no llegó a aportar ideas ni a “orientar” sobre la gestión del Betis y que no participó en las reuniones en las que de tomaron las decisiones investigadas.

Su papel era “institucional y representativo”, ha dicho Martín, en un interrogatorio en el que la juez de instrucción 6 ha llegado a calificar los hechos investigados como una “despatrimonialización” del Betis en beneficio de las empresas de Lopera, según las citadas fuentes.

 

 

También hemos tenido acceso a su declaración completa, la cual carece de interés en su totalidad, ya que el Señor Martín se ha limitado a eludir sus posibles responsabilidades y a reiterar que no estaba al tanto de nada y que desconocía los detalles más escandolosos del caso.
Sin embargo, estos documentos tienen enorme importancia, ya que en ellos podemos comprobar que el Sr. Martín era apoderado de Tegasa y con unos poderes amplios, que le habrían permitido realizar múltiples gesiones en nombre de la sociedad vinculada a Ruíz de Lopera. Veamos las escrituras notariales que así lo atestiguan:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es obvio que no insinuamos que el Sr. Martín estuviera implicado en el presunto “vaciamiento patrimonial del club” que investiga la Su Señoría, sólo nos limitamos a señalar que tenía poderes en Tegasa, y que una sociedad sólo da poderes, como es lógico, a personas de absoluta confianza.
Pero yendo un poco más allá, en una inspección que se realizó al Real Betis por parte de la Agencia Tributaria, se detectó que varias cuentas estaban a nombre de directivos, entre ellos, el propio Martín:

 

 

 

El hecho de tener cuentas a su nombre no ha sido objeto, que sepamos, de sanción o de mayor investigación, porque, al parecer, era algo extendido y no se ha detectado desvío de fondos para uso particular, aunque no sea un hecho muy estético que digamos.
Como siempre, estos son los documentos. Las conclusiones, las pueden sacar cada uno de los lectores con la información que aquí se facilita.