Desde las asociaciones de béticos que ejercen la acusación particular contra Manuel Ruiz de Lopera se asegura que la Audiencia Provincial ha dictado un auto en el que declara no prescritos los delitos cometidos por los administradores del Real Betis entre 1993 y 1999, que era lo que pretendía la defensa del magnate de la calle Jabugo. De este modo, el (ex) accionista mayoritario de la entidad se enfrentaría a penas aún más duras que las derivadas de las presuntas irregularidades habidas entre 2000 y 2008.

 

Fuente: Muchodeporte.com

 

Auto: Elaboración propia

 

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen