Represión contra Camilo Puerto, por Chustikov

Veto a Camilo Puerto

Foto publicada por Camilo Puerto en su cuenta de twitter

El día de ayer, domingo 6 de marzo, pasará a la historia, aparte de la segunda victoria consecutiva del Real Betis Balompié contra el Granada por un favorable 2-0 (goles de N’Diaye y Rubén Castro), como probablemente la primera vez que a un bético de a pié se le prohíbe la entrada en su casa, o sea, en su asiento o localidad del estadio de Heliópolis. Todo por emitir en su cuenta personal de twitter opiniones en contra de la actual dirigencia del club, algo que hasta ahora nunca se había visto, aparte de una anécdota que se contaba de D. Hugo Galera, ex-presidente del Real Betis Balompié, por su enconada enemistad o rivalidad con Ruiz de Lopera, según contó un hijo suyo hace algunos años en la emisora Radio Estilo.

Parece mentira que a estas alturas de la película, el club, tan dado a pregonar que propugna la “unidad” del beticismo, tenga que recurrir a este tipo de tácticas totalitarias y déspotas de otros tiempos pasados y superados contra el Sr. Camilo Puerto, ex-presidente de PNB, al quién se le pueden discutir algunas opiniones, pero nunca al extremo al que ha llegado el club con dicha decisión drástica o polémica, salomónica, toda una monumental cagada en estos presuntos tiempos de “Betis libre” que nos vendieron algunos señores, los ilustrados y filósofos que reparten certificados de buenos béticos, “los de verde son los nuestros”, “es hora de bajarla al suelo” y similares chorradas, siempre cerrando filas en torno al grupo cercano de amigotes magnánimos y palmeros que encubren las habituales mamarrachadas de este tipo de prácticas, por mucho que algunos medios nos vendan historietas de “Betis democrático” o “Betis libre”, tapando las mierdas y vergüenzas que se vienen produciendo desde que los Sres. del entorno se hiciera con los controles del club como jueguecitos de vídeo consola tipo arkanoid o pac-man desde finales del año 2010, tras expulsar del club al entorno bittoniano y farusiano, siendo uno de los responsables de tal gesta el propio afectado, Sr. D. Camilo Puerto, en todo momento dando la cara al frente de los cánceres de aquella época.

Según se cuenta, por buenas fuentes que maneja quien escribe, andan detrás de tal bochornosa decisión los Sres. Haro, actual presidente del club, el consejero -hasta hace poco sin un carnet en su vida- Ernesto Sanguino, y el todopoderoso letrado ejecutor de los Sres, Cuéllar, José Ruiz Maguillo (estos dos últimos abogados y conocedores de los derechos y libertades del ordenamiento jurídico español, lo que hace que estos hechos aún sean más graves). Se ignora hasta el momento si detrás de todo ésto anda también el señorito de los vetos y las tácticas mafiosas y mamarrachiles de apellido ilustre, muy cercano al presidente y vicepresidente actuales, tan dado a este tipo de tácticas barriobajeras y cainitas. Todos han quedado bien retratados.

En fin, se espera que alguien del club dé algún tipo de explicación al respecto, dado que dicha actuación es inadmisible a todos los efectos -legales o jurídicos en particular- y no tiene ningún tipo de justificación, por mucho que puedan molestar ciertas críticas a la presente gestión del club.

En fin, quien escribe muestra su solidaridad con su amigo Camilo Puerto, o cualquier otro bético que sufra similares persecuciones o “ejemplarizantes” castigos de tal dimensión absolutista, tendentes a la imposición de la unidad de pensamiento bético, siendo incapaces de soportar o tolerar ciertas críticas contrarias a la gestión del club.
(más…)

Unidad y legitimidad

Haro y López Catalán.

Haro y López Catalán. Foto: Marca.com

Ya tienen ambas cosas: Unidad y legitimidad. Durante todos estos años, hemos oído a los patronos de La Fundación Heliópolis, el verdadero poder fáctico en el Real Betis, pedir unidad a diestro y siniestro sin explicar muy bien en torno a qué, si en torno a los cuñados, a los seguros, a los amigotes o en torno a una directiva cuyo buen hacer no era óbice para que los béticos tuvieran claro que la legitimidad de su gestión era más judicial que accionarial. (más…)

Nuestro apoyo a Emilio Soto y a Julián García de la Borbolla, por Penibético

Pintadas Emilio Soto y Julian Garcia de la Borbolla

Una sociedad libre que basa su existencia en la seguridad jurídica, la propiedad privada, la democracia, la libertad de expresión y de movimientos, entre otras virtudes, no puede tolerar que a unas personas se les señale con pintadas acusatorias o amenazantes en sus domicilios. Si este tipo de actos propios de los Nazis no son perseguidos y castigados con la dureza necesaria, estaríamos convirtiendo la mayor virtud de la libertad en el peor de los defectos. (más…)